¿El desperdicio cero hace la diferencia? Cosas que necesitas saber

El estilo de vida de "basura cero" es cada vez más popular, pero ¿qué quiere decir exactamente la gente cuando dice "basura cero"?

¿Es realmente posible desperdiciar nada? Si bien puede sonar como algo sacado de una novela de ciencia ficción, la verdad es que el estilo de vida sin desperdicio se está poniendo de moda, es más fácil de lo que piensa y, de hecho, marca una gran diferencia para su comunidad y también para el mundo.

¿Qué es Basura Cero?

Cuando piensas en sacar tus botes de basura cada semana, ¿piensas alguna vez en cuántas bolsas de basura hay en cada uno de estos botes?

Muchas personas tienen botes de basura llenos cada semana, mientras que otros, incluido yo mismo, tienen aproximadamente una bolsa de basura por semana para agregar a los vertederos.

Si estás pensando, pero no puedo reciclar o reutilizar todo, eso es comprensible.

Sin embargo, la verdad es que puedes reutilizar y reciclar muchos más artículos de los que crees, y no se detiene solo con los plásticos para la papelera de reciclaje y guarda las cáscaras de huevo para tu compost.

El objetivo principal de Zero Waste es producir la menor cantidad de basura posible.

Los defensores de la basura cero se rigen por las siguientes reglas:

● Reconsidere todo lo que cree que necesita y cómo compra esos artículos.

● Rechazar cosas que no necesita: ¡no tenga miedo de decir “no”!

● Reducir las cosas que usas y siempre enfocarte en productos que duren.

● Reutilizar todo lo que ya posee.

● Reparar todo lo que sea posible reparar en lugar de tirarlo.

● Recrear cosas siempre que sea posible; por ejemplo, elegir el bricolaje en lugar de las alternativas.

● Compostaje de todos sus desechos de alimentos.

● Reciclar lo menos posible (¿qué?).

La conclusión es la siguiente: los entusiastas del desperdicio cero tienen un objetivo en mente, y es asegurarse de que se deposite muy poco (o si es posible, nada) en los vertederos.

¿Una tarea difícil? Sí, pero es más fácil de lo que crees una vez que adoptas la mentalidad correcta.

Una vez que comience a pensar en lo importante que es crear cero desperdicio, estará en su mente constantemente, lo que significa que le resultará mucho más fácil hacer las cosas que necesita hacer para cumplir ese objetivo.

Convertirse en un defensor de cero residuos

El estilo de vida sin desperdicio está cobrando impulso en este país, y si está pensando en subirse a este carro, hay algunas cosas que puede hacer para aumentar sus probabilidades de éxito.

A continuación se presentan algunas de esas cosas.

● No se preocupe por cómo les va a los demás. La situación de todos es diferente, y el acceso de todos a los recursos es diferente. Si necesitas medicamentos o productos de venta libre para tu salud y vienen envueltos en plástico, adelante, cómpralos. Su salud es más importante que eso. Si su pequeña ciudad no tiene una tienda a granel y no puede comprar en grandes cantidades, continúe y compre tamaños estándar. Tu situación siempre será diferente a la de la persona que está a tu lado. Solo haz lo mejor que puedas cuando se trata de vivir una vida sostenible y libre de basura.

● Deja de sentirte culpable. Naturalmente, tendrá objetivos para vivir una vida sin desperdicios, pero debe aceptar el hecho de que probablemente no cumplirá con todos esos objetivos. Si tira algo a la basura en lugar de a la papelera de reciclaje y se siente culpable, ¡deténgase! El punto no es hacer todo perfecto. En cambio, el objetivo es hacer lo mejor posible todos los días y hacer un esfuerzo consciente para desperdiciar lo menos posible. Acepta el hecho de que vas a cometer errores y concéntrate en hacer lo mejor que puedas.

● Haga que sea una prioridad no comprar productos con empaques. Los productos con empaque son una horrible pérdida de recursos, pero es un gran comienzo si empiezas de a poco. Por pequeño queremos decir, apunta a la regla 90/10: trata de comprar el 90 % de tus productos en forma reciclable y el 10 % que no se puede reciclar. Si puede lograr el 100%, eso es aún mejor, pero la mayoría de las personas lo encuentran imposible. Si 90/10 no es posible, intente 80/20 o incluso 70/30. De hecho, cualquier número funcionará, siempre y cuando hagas todo lo posible para que el número sea más alto en algún momento.

● No piense demasiado en la situación. Es fácil quedar tan atrapado en este estilo de vida que terminas sintiéndote como un fracaso porque no siempre estás logrando lo que te proponías. Su objetivo es ser un consumidor consciente, reducir sus desechos y reciclar más, pero no tiene que pensar en eso las 24 horas del día, los 7 días de la semana y estresarse. Relájese, respire hondo y haga lo mejor que pueda para vivir una vida sin desperdicios. Vas a terminar ahorrando mucho dinero y el planeta te lo agradecerá.

LEER
¿Valen la pena los pañales de tela?

¿Es malo reciclar?

Mencionamos anteriormente que debe “reciclar lo menos posible”. ¿Significa eso que reciclar es malo? Por supuesto que no.

Lo que significa es que, dado que el reciclaje debe venir después de la prevención de los desechos, debe considerarse un último recurso, por así decirlo.

Primero debes tratar de no comprar nada en ningún tipo de envase o paquete, ya sea de plástico, cartón o cualquier otro.

Pero supongamos que está interesado en comprar un determinado producto en la tienda de comestibles, pero no puede encontrarlo a granel.

En este caso, tendrás que comprar el producto con algún tipo de embalaje. Luego, puede reciclar el paquete si es posible, pero primero, debe intentar comprar productos sin él siempre que sea posible.

Si le resulta difícil comprar al por mayor a pesar de que ha probado en varias tiendas.

aquí hay algunos consejos a tener en cuenta que ayudarán a que el reciclaje sea verdaderamente un último recurso:

● Busque tiendas que vendan al por mayor. No son solo las grandes megatiendas las que tienen secciones a granel; muchas tiendas de comestibles más pequeñas también los tienen. Es posible que no tengan una selección tan grande como las tiendas más grandes, y los compartimentos a granel pueden ser más pequeños, pero no debería ser difícil encontrar tiendas que ofrezcan esto a sus clientes.

● Compre suelto cuando pueda. Si compra bolsas de productos agrícolas reutilizables, puede comprar muchas de sus frutas y verduras sueltas, lo cual es de gran ayuda cuando intenta adaptarse a un estilo de vida sin desperdicio.

● Acostúmbrate a usar productos reutilizables. Estos incluyen botellas de agua reutilizables, bolsas, tazas y vasos, y pajitas de metal.

● Visite los mercados de agricultores. La mayoría de las grandes ciudades (y muchos pueblos pequeños) tienen mercados de agricultores al menos una vez al mes, a veces una vez a la semana. Si su ciudad tiene un mercado de agricultores, intente visitarlos para comprar sus productos frescos con la mayor frecuencia posible.

● Si no puede evitar el empaque, al menos intente obtener un empaque que pueda reciclar. Verifique el paquete en sí para asegurarse de que se pueda reciclar, entonces no tendrá que sentir que está decepcionando a la Madre Tierra cuando lo compre.

Si cree que estamos hablando mucho de empaques, hay una razón para esto.

Los paquetes y contenedores ocupan toneladas de espacio en cualquier vertedero y, por lo tanto, es mejor evitarlos por completo si es posible.

Aunque la mayoría de los envases fabricados en estos días son reciclables, muchos de ellos no lo son.

Nuevamente, tendrá que leer el empaque para estar seguro, pero unos segundos de lectura es un pequeño precio a pagar para asegurarse de obtener algo reciclable al final.

¿Vale la pena un estilo de vida sin residuos?

Esta es la pregunta que la mayoría de la gente tiene al considerar un estilo de vida sin desperdicios.

Si crees que no vale la pena porque no todo el mundo lo hace, piénsalo de nuevo. El estilo de vida sin desperdicio vale la pena por dos razones principales:

● Más y más personas buscan una pequeña huella de carbono que nunca, por lo que no está solo.

● Cada poquito ayuda... ¡mucho! Nunca subestimes la diferencia que harás solo.

Habiendo dicho todo esto, hay algunos aspectos negativos de los estilos de vida sin desperdicio, pero son menores en comparación con las ventajas.

Por un lado, es virtualmente imposible ser completamente “cero” desperdicio, aunque puedes acercarte.

En segundo lugar, el desperdicio no es lo único que daña el medio ambiente porque incluso viajar de vacaciones puede desperdiciar recursos.

Finalmente, el término “cero” le da al movimiento una imagen negativa.

Sin embargo, ninguna de estas razones es lo suficientemente buena como para renunciar a ser un defensor del desperdicio cero.

Ciertamente tiene más que ganar que perder cuando elige participar en este tipo de estilo de vida.

Conclusión

El desperdicio cero puede sonar más complicado de lo que es.

El hecho es que es probable que te resulte más caro si practicas este estilo de vida, y sin duda te llevará más tiempo.

Pero al final, valdrá la pena.

Todo lo que puede hacer una sola persona marca una gran diferencia para salvar el planeta, y la verdad es que la mayoría de las cosas enumeradas en este artículo son muy sencillas de hacer.

El simple hecho de prestar atención a las decisiones que tomas se convertirá en una segunda naturaleza antes de que te des cuenta, y podrás sentirte bien al saber que estás marcando una diferencia en este mundo nuestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir